El uso del PET como soporte para emulsiones fotoquímicas ha hecho necesario resolver problemas relacionados con la adherencia entre emulsión y soporte y con su tendencia a acumular cargas estáticas. En los años sesenta, el poliéster se adoptaría para películas de paso estrecho (Super 8mm) y también empezaría a utilizarse para películas profesionales; pero en estas películas de paso ancho, las cargas estáticas que se acumulan en los rollos durante su circulación por la maquinaria pueden llegar a bloquear el desenrollado y por la gran resistencia mecánica del poliéster, a paralizar el movimiento de los equipos; y este gravísimo problema retrasó, hasta los años noventa, la definitiva aceptación industrial de los soportes de poliéster. Para resolverlo fue necesario incorporar distintos componentes antiestáticos y antiadherentes a las películas. En la actualidad, los soportes de poliéster paraemulsiones fotoquímicas han alcanzado una utilización igual o superior al de las películas de triacetato.

Fuente. Clasificar para preservar.  Autor Alfonso del Amo García

Edición. Conaculta -Cineteca Nacional- Filmoteca Española.

Octubre 2006

.