El formato Minidisc nace con la finalidad de sustituir a los viejos casetes vírgenes para grabación casera de música, ofreciendo un medio de grabación digital editable.

El Minidisc pertenece al tipo de documentos sonoros digitales magnéticos, que se caracterizan por tener un objeto redondo y plano que gira alrededor de su centro, está constituido por una superficie metálica o plástica, recubierta  por una capa de una sustancia magnética. Las cabezas de lectura y escritura del disco magnético funcionan de forma muy parecida a las cabezas de una grabadora de cintas o videocaseteras y se utilizan para leer datos desde el disco o escribir datos en el.

El Minidisc fue fabricado entre los años de 1992 y 1997 en un laboratorio de Audio y vendido hasta el año 2013 por la empresa de origen japonés Sony.

 

(Fuente. La Conservación en un Archivo Sonoro. Autor. Mariela Salazar Hernández

Primera edición 2018. Producción. Fonoteca Nacional/Secretaría de Cultura. Ciudad de México)