¿Hasta dónde puede llegar el ser humano ante la provocación del sonido y la escucha? Ante el interés de conocer la respuesta, se creó la Fonoteca de Sevilla. Ésta, es única en España: se ha adaptado como un centro de arte que alberga aproximadamente dos mil registros fonográficos contemporáneos de Sevilla. 

“Es muy usual pensar una fonoteca como un espacio para la colección de discos y registros sonoros. La Fonoteca de Castilla alberga una colección de casetes y discos que se obtuvieron a través de una donación. Estos soportes están dedicados a la preservación de la música experimental de los años setenta hasta ahora. No es la misma idea que la Fonoteca de Sevilla”, explica el Director de la Fonoteca de Sevilla, Rubén Barroso Álvarez.

El proyecto de la Fonoteca de Sevilla tiene como objetivo utilizar la didáctica de la escucha como una posibilidad de sonido, el archivo y la catalogación, características en donde se plasman y resguardan los sonidos que genera la ciudad y que, a su vez, esos registros generan otras ideas de ciudad. 

La Fonoteca se construyó por la necesidad de preservar el patrimonio sonoro de Sevilla, tomando en cuenta que el sonido no es inmune al cambio y que corre el riesgo de perderse: el sonido es tan valioso como otras formas de patrimonio. Por ello, la necesidad de construir un catálogo sonoro de la ciudad, un proyecto pedagógico y didáctico en donde la escucha es una estrategia para la enseñanza:

“No es que estemos cerrados a la idea de que nos puedan llegar archivos sonoros del pasado, pero la investigación ahora está enfocada en preservar los sonidos que se producen en Sevilla como parte de la memoria de la ciudad, dando prioridad al acervo lingüístico o cultural que se va perdiendo entre las nuevas generaciones”.

***

Escuchar es una manera de adquirir conocimientos pues permite concebir otras ideas de las ciudades y sus espacios. Incluso posibilita al sujeto trasladarse a otros sitios en un sentido espiritual, expresa Rubén Barroso Álvarez.

El festival Contenedores, se creó en 2001, y a lo largo de 19 años, ha mostrado el arte contemporáneo de Sevilla. Durante su trayectoria ha estado a cargo, el también artista contemporáneo, Rubén Barroso Álvarez.

Este festival ha buscado promover prácticas performativas de su localidad. Fue durante la edición del año 2017, cuando Contenedores se dedicó a mostrar arte sonoro. Y, a partir de esto, se vio la necesidad de crear un espacio encaminado a difundir y preservar todo tipo de experiencias sonoras: fue así como surgió la Fonoteca de Sevilla.

A raíz de Contenedores comenzamos a realizar proyectos alrededor de la ciudad. Ese hilar de proyectos fue el que permitió poner en marcha la Fonoteca de Sevilla como un espacio permanente para las prácticas sonoras”. 

La Fonoteca comenzó su funcionamiento en julio de 2019, en colaboración con el Ayuntamiento de la ciudad. Su director asegura que se formó gracias a los trabajos artísticos de generaciones pasadas y que salieron a la luz gracias a los espacios del festival Contenedores

La Fonoteca apenas comienza a adquirir un lugar propio, en el convento de Santa Clara, mismo que ha sido restaurado por el ayuntamiento. En las instalaciones se pueden escuchar numerosas pistas de audio, en donde los encargados son varios artistas dedicados a registrar los sonidos de la ciudad. 

“Hasta el momento dentro del proyecto de la Fonoteca solo somos tres personas, aunque no estamos limitados a involucrar más expertos sonoros que coadyuven a continuar con los proyectos de investigación. La Fonoteca de Sevilla no tiene límite de tiempo, queremos que exista continuidad en las aportaciones sonoras”. 

La Fonoteca de Sevilla apenas comienza con su proyecto y aún se encuentra en la fase de difusión. Por el momento su objetivo es salir a la calle con el lanzamiento de unidades móviles al centro de la ciudad.

“Hemos comenzado a tomar el pulso sonoro a la ciudad. Esta es una labor importante y que requiere de mucho tiempo, pero esa es la finalidad de nuestra Fonoteca: la preservación de los sonidos jóvenes”.

Galería de imágenes vía web