Con una larga trayectoria los Estudios Areito de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales EGREM, conservan gran parte del patrimonio sonoro en Cuba en su archivo fonográfico.

Ubicado en la calle San Miguel 410, entre Campanario y Lealtad, en el capitalino municipio de Centro Habana, se deleitó a lo largo de los 55 años de creados de la presencia de grandes artistas y agrupaciones de la talla de Barbarito Diez, Merceditas Valdés, la Sonora Matancera con Daniel Santos y el célebre Nat King Cole por mencionar algunos, llegando a más de 80 000 canciones grabadas. Desde los comienzo del año 90 con el empleo del formato CD los estudios areito han alcanzado mas de  1 036 volúmenes.

Mediante un recorrido realizado por esta periodista y en conversación con Jorge Rodríguez, investigador y productor discográfico de los estudios de la EGREM se conoció, que después de un proceso de restauración que acometió la empresa y  el Ministerio de Cultura de Cuba, con la colaboración de la Organización de Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), el Estudio 102 de Areito abrió nuevamente sus puertas, con nuevos estilos y maneras de hacer.

Expuso además que los Estudios Areito cuentan en este momento con una tecnología de punta que revitaliza y ofrece una mejor calidad del servicio a grabaciones propias, siendo de la preferencia de muchos artistas, tanto jóvenes, como orquestas reconocidas como son, Los Van Van y La Revé.

La sede tuvo el privilegio de ser heredera de los registros de PANART, la primera empresa discográfica cubana, fundada en 1944 y que se disolvió después del triunfo de la Revolución, además de otros sellos habaneros como Kubaney, Gema, Discuba, Seeco, Velvet y Puchito, lo que dio como resultado el enriquecimiento de sus archivos sonoros.

En nuestro recorrido pudimos constatar que el especialista en servicios archivísticos de la EGREM, Vicente Prieto Borrero se encuentra al frente del Centro de Información y Conservación de Archivos Musicales (Cicam), fundado en el año 2008 y de gran importancia en la gestión patrimonial de la Isla. El mismo es el encargado de la recepción, conservación, custodia y procesamiento de todas las matrices producidas por la empresa con especial atención a las recuperadas de los sellos discográficos precedentes.

Este departamento, conocido por muchos como Archivo de la Egrem, constituye una especie de puente documental entre las áreas de Producción y Fabricación; también realiza la atención a usuarios y clientes especializados en las materias de música e investigación, vinculados a la Empresa. Tiene además el propósito de recibir y conservar todo lo que se crea a partir de la publicación de cada fonograma. Me refiero a afiches, compilaciones, videos clips, multimedias, documentales, publicaciones seriadas, imágenes, artículos, testimonios de eruditos y personal especializado.

Este archivo se encuentra en continua fase de crecimiento porque se cuenta con una diversa tipología de fuente fonográfica que comienza con la cita magnetofónica y termina con los formatos más actuales como el CD y DVD entre otros. El mismo cuenta en la actualidad con una tecnología avanzada y con las condiciones requeridas, con una cabina de masterización donde se le da el tratamiento adecuado a las matrices en los diversos formatos.

Con motivo del aniversario 55 de la EGREM, el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural decidió declarar como Patrimonio Cultural de la Nación Cubana las colecciones musicales del archivo con más de 80 000 piezas, entre matrices y pistas, constituyen el más completo repositorio  de música cubana existente en  el país. De ahí que su conservación y debida promoción sea una misión cultural de primera magnitud, por el cual muchos los distinguen en el mundo.

Texto y fotos de Yaimara Becerra, corresponsal de Radio Taino